martes, 21 de junio de 2011

Tarta Selva negra


Ingredientes:
Para el bizcocho
110 g de Harina
50 g de Cacao puro
2 cucharaditas de Levadura
1 cucharadita de azúcar vainillado
1 pellizco de sal
3 huevos
150 g de azúcar
100 g de Mantequilla
40 g de Kirsch
Para adornar
virutas o burbujas de chocolate
Para el relleno
250 g de Cereza al Kirsch
600 g nata líquida
1 cucharadita de azúcar vainillado
100 g de Azúcar glass


Preparación:
Hacemos el azucar glass y reservamos (15 segundos a velocidad 5-10)
1.-Ponga en el vaso, bien seco, la harina, el cacao, la levadura, el azúcar vainillado y la sal. Pulverice todo 20 segundos en la velocidad máxima. De esta forma la mezcla quedará homogénea. Vierta todo en un cuenco y reserve.
2.-Ponga la mariposa en las cuchillas y agregue al vaso los huevos y el azúcar. Programe 5 minutos a 37º velocidad 3.
3.-Quite la temperatura y programe de nuevo 4 minutos, velocidad 3.
4.-Añada la mantequilla y la mezcla de harina y cacao, preparada anteriormente y mezcle todo 4 segundos, velocidad 1. Termine de unirlo quitando la mariposa y ayudándose con la espátula, suavemente y con movimientos envolventes. Añada el licor y mézclelo.
5.-Engrase y enharine el molde alto desmontable de 24 cm de diámetro. Vierta en él la mezcla e introdúzcalo en el horno, precalentado a 180º, durante 20 o 25 minutos. Pínchelo en el centro para comprobar que está cocido; la aguja debe salir limpia. Desmóldelo sobre una rejilla y déjelo enfriar.
6.-Mientras tanto prepare la nata: Ponga la mariposa en las cuchillas y vierta en el vaso muy frío, la nata fría (35% materia grasa) y el azúcar vainillado. Programe velocidad 3 y esté atenta para cuando esté montada pare la thermomix. Añada el azúcar glass y envuelva con la espátula.
Montaje de la tarta:

Parta el bizcocho por la mitad en sentido transversal y pinte la mitad inferior con el licor de las cerezas. Cubra toda la superficie con la Nata montada y ponga encima cerezas previamente escurridas en papel de cocina, dejando alguna para adornar.
Pinte con el licor de las cerezas la cara interna de la otra mitad del bizcocho y dele su forma original. Cubra toda la tarta con la nata montada restante, alisándola con una espátula.
Ponga sobre la superficie unas rosetas de nata con ayuda de una manga pastelera con boquilla rizada (en su defecto una bolsa de plástico, cortando la punta muy pequeña) y ponga sobre ellas una cereza.
Termine de adornar con la lámina de chocolate ó virutas de chocolate echas con el pela Papas.
Consérvela en el frigorífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.